martes , 7 abril 2020

Cada cuánto tiempo se cambian los amortiguadores de un coche

Hay algunos elementos mecánicos en el coche que casi pasan desapercibidos y, sin embargo, son fundamentales para nuestra seguridad. Este es el caso de los amortiguadores del coche. De su perfecto estado depende toda tu conducción. ¿Sabes cómo están los de tu coche?

Por qué es importante tener los amortiguadores del coche siempre en buen estado

Cualquier defecto en los amortiguadores del coche supone un peligro real para todos los ocupantes del mismo. Por eso, además de ser vitales para tu seguridad, la de los tuyos y la de otros vehículos, son uno de los elementos con los que menos manga ancha se tiene en la inspección técnica de vehículos.

Cómo afectan a la seguridad del vehículo

Los amortiguadores son los encargados de unir la fuerza motriz y la dirección a la carrocería del coche con el necesario agarre y, a la vez, con elasticidad. Su misión es absorber las irregularidades del firme o la carretera y adaptar todo el peso y volumen de tu automóvil a la misma en aquellos movimientos que se derivan de la conducción, tales como curvas, frenadas y aceleraciones.

De esta manera, consiguen que los baches o los giros no sean traducidos en violentos impactos sobre el chasis, proporcionando así el confort necesario a sus ocupantes. Pero, a su vez, mantienen la integridad de los elementos estructurales, protegiendo también toda la mecánica. Su función más importante es la de proporcionar el agarre de las ruedas a la carretera y facilitar el equilibrio y la estabilidad del coche en toda circunstancia.

Con una mala o deficiente amortiguación tu coche será inestable en un terreno virado y se comportará mal en condiciones de lluvia o humedad. Pero, donde más lo vas a notar es en la frenada. Cualquier vehículo con los amortiguadores en mal estado puede duplicar el espacio que se requiere normalmente para frenar hasta detenerse por completo, sea cual sea su velocidad.

Si resumimos los puntos anteriores podrás ver la gran importancia que tienen los amortiguadores del coche:

– Integridad física del vehículo.

– Confort.

– Estabilidad y agarre.

– Frenada.

Qué importancia le dan en la ITV

Durante la inspección técnica, los amortiguadores son uno de los puntos calientes de verificación. Cualquier defecto en los mismos puede hacer que el vehículo no pase la prueba, y la comprobación de su estado les resultará sumamente sencilla.

Se realiza un control visual de los elementos de fijación y una serie de pruebas mecánicas asistidas por máquinas y mediciones electrónicas. Estas se realizan en el banco de pruebas de la suspensión, y han de dar como resultado que su actividad se halle entre unos límites determinados.

Defectos leves que pueden detectar:

– Pérdida de aceite de algún amortiguador.

– Agrietamiento, rotura o mal estado de un guardapolvo.

Defectos graves que salen a la luz:

– Los topes de suspensión están rotos o han desaparecido.

– Muelles mal fijados o en mal estado.

– Rótulas en mal estado.

Además, el amortiguador es un elemento que se integra en el conjunto de la suspensión. En él intervienen otras piezas, como las ballestas, los trapecios o las barras estabilizadoras, que también serán objeto de comprobación.

amortiguadores coche

Cómo puedes detectar fallos en los amortiguadores y comprobar su estado

Por norma general si observas que tu coche ya no se comporta como solía hacerlo cuando tomas una curva, o si le cuesta llegar a detenerse en la frenada más de lo habitual, estarás ante un funcionamiento deficiente de los amortiguadores.

Si el coche se desvía hacia un lado al frenar o al conducir tienes que ir compensando con la dirección una tendencia lateral, alguno de los amortiguadores está en mal estado. Ten en cuenta que puede haberse deteriorado uno solo de ellos. Si notas un ruido metálico en los giros puede que la fijación del muelle se haya descolocado o salido, o que se haya roto alguna de las gomas de los topes.

Una revisión sencilla y habitual

Lo mejor es adquirir buenas costumbres en la revisión de tu vehículo. No te costará nada tomar el buen hábito de rodear tu vehículo ejerciendo una presión fuerte hacia abajo sobre cada amortiguador y conjunto de pares periódicamente.

Ante esta acción la carrocería de tu coche deberá bajar y volver luego, lenta y suavemente, a su posición inicial. Si cede demasiado fácilmente y rebota hacia arriba, el amortiguador es ineficaz y solo están trabajando los muelles y las ballestas.

Una revisión completa de la suspensión cada 20.000 km en el taller más cercano te ahorrará problemas.

Cada cuánto tiempo debes cambiar los amortiguadores

Como toda pieza mecánica, tienen un desgaste y una vida útil. Esta suele situarse en los 60.000 km o, en caso de no circular tanto, en los cinco años. Aunque esta es la recomendación general, debes tener en cuenta que tu tipo de conducción, necesidades y el tipo de carreteras por las que circulas influyen en su duración.

Desde nuestro taller en Albacete te recomendamos que pidas la revisión de este importante conjunto en cada cambio de neumáticos. Visita tu taller Confortauto más cercano.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

ruedas muy usadas

Los peligros de conducir con neumáticos desgastados

Conducir con neumáticos desgastados es muy peligroso para tu integridad física, ya que en esas ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *