viernes , 20 octubre 2017

VETTEL Y ALONSO: DOS REALIDADES DIFERENTES

El artículo de Víctor Seara

Luego de acabar cuarto en la Clasificación del sábado, Fernando Alonso era cauto y no lanzaba campanas al vuelo. Era una persona sincera, que sabía que todo eso había sido producto de un irrepetible momento de magia. Lo mismo debió pensar al día siguiente, cuando realizó una salida fulgurante, magistral como pocas antes había hecho, y dejó en la estacada a ambos RedBull y a Hamilton. Sabía que aunque hubiese ido delante de ellos en esa primera parte de la carrera, poco a poco la realidad se iba a imponer inexorablemente. Aguantó bastante, pero llegó un momento que el ritmo de los RedBull y de los McLaren terminó imponiéndose de manera categórica. Tanto, que llegaron a doblarle en las instancias finales, con el significado que ello contiene. Vettel, con lo justo, se hacía con una nueva victoria, mientras que Alonso debía asumir, mas que nunca, la mas cruda de las realidades.

Es que en Barcelona quedó claro como nunca antes, que el Ferrari F150 no es el coche que se esperaba. No había quedado perfectamente claro en sus prestaciones de las primeras cuatro carreras, ya que no se sabía con claridad absoluta, si al final era que el monoplaza era excesivamente lento con respecto a los RedBull, o si solo se trataba de una cuestión de pistas o de tratamiento de neumáticos, o de determinadas circunstancias de las carreras. El podio de Turquía hizo que el optimismo creciese. Pero la verdad, se intuía que ese coche no estaba para pelear mas allá del quinto puesto. Y eso es lo que volvió a conseguir Alonso en Montmeló. Lamentablemente, la distancia, esta vez, fue enorme con respecto a los de delante. El Ferrari está hoy, muy lejos de los RedBull y los McLaren.

Evidencias de todo esto hay muchas. Ese comienzo tan impactante de Alonso hizo que hasta la escudería RedBull cambiase su estrategia inicial. La presencia de Alonso allí delante, con Vettel pisándole los talones, hacía que estuviesen perdiendo algo mas de tiempo de lo normal, y Hamilton podía llegar al final de la carrera con su coche pegado al del alemán. Al final, así fue. Hamilton estuvo presente para tratar de arrebatarle ese primer puesto a Vettel, pero el error del Campeón del Mundo no apareció nunca, y el de McLaren, pese a que intentó todo lo que estuvo en sus manos, tuvo que resignarse a ser segundo. Cuatro victorias sobre cinco carreras para Vettel y un nuevo campeonato del mundo que se le pone cada vez mas a tiro. Con esta templanza y esta falta de errores graves, Vettel y su excepcional coche no tendrán oponentes. Ni siquiera lo será su compañero Webber, quien en Barcelona había hecho la pole y en carrera perdió empuje, brío y se vió complicado por Alonso en un par de ocasiones. La primera fue en la salida, cuando el español se le coló por el interior de la primera curva, y la otra en boxes, cuando salieron casi a la par y fueron por el pitlane a punto de rozar sus coches durante unos cuantos metros.

La situación de Ferrari no es buena y deberán replantear esta temporada. La clave es si seguir desarrollando un coche que no tiene una buena base, o por el contrario, si apostar por él en este difícil momento, aunque recuperar lo que hasta ahora se ha perdido sea una tarea muy pero muy difícil. Por suerte, dentro de menos de una semana llega el GP de Mónaco, un circuito en el que el piloto siempre tiene algo mas que decir que en otros, y en el que Alonso podrá sacarle algo mas de partido a su talento.

Hasta la semana que viene a todos.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

CONFORTAUTO VUELVE A LA CONQUISTA DEL DAKAR

La red de talleres participará como patrocinador oficial del piloto Xavier Foj y su equipo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *