miércoles , 5 agosto 2020

La clasificación energética en coches: ¿qué es y cómo te afecta?

eguro que has oído hablar de la clasificación energética de coches en los últimos tiempos. La renovación del parque móvil español es un tema de candente actualidad. Esto se debe a que los coches de nuestro país son cada vez más viejos y contaminantes. Según un informe de Faconauto, patronal de concesionarios, la edad media de los coches españoles es de 12 años. Además, cada vez aumenta más el número de los que superan los 16 años de antigüedad.

Qué es y para qué sirve la clasificación energética de coches

La clasificación energética de coches es una catalogación propuesta por el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía). Dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, identifica a los coches en función de su consumo energético y sus emisiones. Para esta clasificación se han establecido hasta siete niveles de eficiencia (de la A a la G y del verde al rojo).

Recuerda a la clasificación de los electrodomésticos que se ha convertido en habitual a la hora de comprar estos dispositivos. De hecho, esas etiquetas también parten del IDAE. Sus características barras también se utilizan para clasificar la eficiencia energética de las viviendas o las ruedas del vehículo.

El método que se utiliza para establecer esa clasificación es muy similar en todos los casos. Se compara el consumo de un artículo determinado con la media de su categoría. En el caso de los coches, si el consumo medio es menor en un 25 % se le otorga la letra A. Por el contrario, si es mayor a la media en un 25 %, se le otorga la letra G. Las otras letras se reparten según la variación del consumo respecto a la media de la categoría: del 15 al 25 % menos, la B; del 5 al 15 % menos, la C; y así sucesivamente.

Esta clasificación debes tenerla en cuenta cuando quieras optar al plan de ayudas estatal para la compra de vehículos. Estas subvenciones van de los 400 a los 4.000 euros, y su cuantía varía en función de la eficiencia energética del vehículo que pretendas adquirir. Por ejemplo, los coches híbridos o eléctricos nuevos son los que más ayudas reciben.

clasificación energética de coches

Diferencias con la clasificación de la DGT

La DGT cuenta con su propia clasificación desde el año 2016 a través de la llamada etiqueta ecológica. Este distintivo tiene en cuenta la tecnología del vehículo, dejando de lado las características referidas al consumo y la eficiencia.

La clasificación más primaria que realiza es la que divide a los vehículos en contaminantes y no contaminantes. Estos últimos se subdividen en cuatro tipos: cero emisiones (etiqueta azul), ECO (etiqueta verde y azul), B (etiqueta amarilla) y C (etiqueta verde). Además, todas las etiquetas contienen información del vehículo a través de un código QR. En esta información podemos encontrar el año de matriculación, el tipo de combustible o su nivel de emisiones.

Estas etiquetas son enviadas por la DGT automáticamente a los propietarios de los vehículos que cumplen las condiciones para tenerlas. Y en caso de no recibirla, las oficinas de Correos están habilitadas para expedirla. En la propia página de la DGT puedes comprobar si tu vehículo reúne las condiciones necesarias. En cualquier caso, puedes acercarte a tu taller más cercano para que te informen al respecto y sobre la clasificación energética de coches. Recuerda que tienes la red de talleres Confortauto a tu disposición en toda la geografía española.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

asturias en coche

Descubrir Asturias en coche: llega a los mejores rincones

Si te gustan los roadtrips o viajes por carretera, una experiencia fantástica es recorrer Asturias en coche. Paisajes increíbles ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *