martes , 7 abril 2020

Todo lo que debes tener en cuenta para elegir los neumáticos del coche

Elegir los neumáticos del coche puede ser algo complicado. Hasta que tengas una cierta experiencia es bueno que te dejes aconsejar por un profesional. Una vez que elijas los tuyos y compruebes que son un acierto, será difícil que cambies.

¿Qué debes tener en cuenta en la elección de neumáticos?

Es cierto que, dentro de la amplia oferta de neumáticos de coches, puedes perderte un poco si no conoces qué criterios son los que debes tener en cuenta para su elección.

Las características de uso de tu automóvil

No utilizarás el mismo tipo de neumáticos para un vehículo utilitario urbano que para otro que circula fundamentalmente por carreteras y autopistas. Tampoco vas a calzar un todoterreno con ruedas de tacos si apenas realizas conducción off road con él, prefiriendo en ese caso unos neumáticos polivalentes o de carretera. Los criterios que debes tener en cuenta principalmente son los siguientes:

Tu estilo de conducción. Si eres aficionado a una conducción más deportiva necesitarás neumáticos que te brinden un máximo agarre y estabilidad. Generalmente serán de perfil bajo, y sus índices de velocidad deberán ser de los más altos que permita tu coche. Sin embargo, si tu estilo de conducción es más reposado, no necesitarás unas prestaciones tan altas del neumático.

Ten en cuenta que los neumáticos orientados a una conducción más deportiva y de mayor adherencia utilizan compuestos más blandos y su duración es inferior a la de un neumático convencional. Algo similar pasará si tu coche es un todoterreno. Aquí tendrás que elegir entre neumáticos para conducción off road extrema, intermedia o casi inexistente.

El tipo de vía. Por dónde circulas habitualmente es también de suma importancia. No es lo mismo circular por autovías, autopistas y recorridos urbanos que hacerlo por carreteras comarcales, caminos vecinales o carreteras nacionales. Tanto el tipo de firme como el estado de unas y otras vías requerirá de unos neumáticos más o menos resistentes, con mayor o menor adherencia.

La climatología. Este es un aspecto determinante. En España tenemos condiciones muy variables de unas zonas a otras. Y, dentro de la misma, pasamos del frío intenso, nevadas y precipitaciones a temporadas de un calor extremo y gran sequedad ambiental.

elección de los neumáticos

En este caso, la elección del neumático va a venir determinada por las condiciones predominantes. Si vives en una zona muy lluviosa necesitarás unos neumáticos de invierno, diseñados para favorecer la rápida evacuación de la misma de la superficie de rodadura. Si por el contrario vives en una zona muy soleada, unos neumáticos de verano te brindarán mejores prestaciones.

Lo más habitual, salvo que vivas en zonas que hagan conveniente la utilización de dos juegos, es que incorpores unos neumáticos mixtos que te brinden un buen equilibrio, sirviéndote perfectamente para unas condiciones de lluvias moderadas y para una conducción en seco.

Los neumáticos que puede equipar tu coche

Ahora que ya sabes determinar las características de los neumáticos que mejor se ajustan a tus preferencias y necesidades, debes concretar la gama que tu vehículo puede utilizar.

Existen una serie de neumáticos homologados y equivalentes que te otorgan un escueto abanico de posibilidades. Estos son los únicos neumáticos con los que tu vehículo puede circular legalmente. Cualquier otro que montes puede comprometer la seguridad de la conducción y, por supuesto, te garantizará una multa.

El fabricante especifica en sus fichas técnicas el tipo de neumáticos y llantas que puedes montar. Estos contarán con una serie de características —dimensiones, capacidad de carga o velocidad admisible— que se corresponden con el código que llevan los diferentes neumáticos.

Este código consta de tres números y dos letras que se pueden ver en el lateral o flanco del vehículo, y significan:

1. Anchura del neumático, expresada en milímetros.

2. Relación entre el ancho de perfil de rueda y la altura. Se expresa en un porcentaje y es una relación de aspecto. Generalmente lo conoces como perfil bajo o perfil alto.

A. Tipo de estructura. R si es radial, que es lo más habitual; B, cuando es de cintas opuestas y D, cuando es diagonal.

3. Carga máxima admisible por rueda. No es una cifra expresada en kilogramos, sino que se trata de un código que se corresponde con una tabla.

B. Velocidad máxima a la que se puede circular con ese neumático.

La etiqueta del neumático

Además de esta adecuación, los neumáticos homologados en la UE llevan una etiqueta que te informa de otras características.

La eficiencia de rodadura. Te indica el grado en que su diseño favorece el menor o mayor consumo de combustible.

La adherencia en mojado. Fundamentalmente referida a las cualidades demostradas en la frenada.

Emisión de ruido. Medida en decibelios (dB), que te indica el nivel de contaminación acústica o el ruido que emite externamente.

Combinando todos estos factores podrás elegir los neumáticos de tu coche con plena garantía, pero siempre será muy conveniente que te dejes asesorar por tu taller de confianza. Si quieres encontrar neumáticos en Valencia, en Confortauto contamos con una amplia red de talleres. Anímate a conocernos y elige el más cercano.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

ruedas muy usadas

Los peligros de conducir con neumáticos desgastados

Conducir con neumáticos desgastados es muy peligroso para tu integridad física, ya que en esas ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *