miércoles , 23 septiembre 2020

¿Te animas a recorrer el valle del Mosela en coche? Descubre paisajes magníficos

Hacer un viaje por el valle del Mosela es una experiencia única que disfrutar con tu coche si te gustan los paisajes naturales, los pueblos medievales y el vino. En la ruta por el cauce de este río alemán te están esperando puentes colgantes, castillos medievales y algunas de las mejores vistas del país germano.

El valle del río Mosela

Este afluente del Rin nace en el macizo de los Vosgos en Francia y cruza por Luxemburgo hasta llegar al sudoeste de Alemania. Recorriendo el cauce del Mosela en su parte teutona, viajarás por más de 200 kilómetros que te ofrecerán la oportunidad de ver algunos de los pueblos y ciudades más bellos del país.

Se trata de una zona con una tradición vitivinícola muy importante que se remonta a tiempos romanos. De hecho, si eliges con cuidado las fechas, podrás asistir a los numerosos festivales del vino que se celebran en el verano.

Otro de los atractivos de esta zona de la Alemania rural es la arquitectura de los pequeños pueblos que se levantan en la rivera. Muchos de ellos preservan el encanto medieval con el que fueron construidos cientos de años atrás. Esto incluye uno de los pocos castillos que se han mantenido intactos en el país pese a múltiples guerras.

La mejor ruta para conocer el valle

En Confortauto creemos que este viaje vale la pena. Por eso hemos desarrollado una ruta para que puedas conocer la parte alemana del río Mosela sin perderte ninguno de los puntos de visita obligada. Eso sí, primero tendrás que cruzar Francia con tu coche en dirección a Luxemburgo; un camino lleno de paisajes maravillosos.

Para no tener que buscar talleres en Alemania en caso de una avería de última hora, el primer paso será poner tu coche a punto. Una vez que esté todo listo, solo te queda poner rumbo a la primera parada de tu ruta. ¡Arrancamos!

1. Tréveris o Trier

Se trata de la ciudad más antigua de Alemania. Existe la constancia histórica sobre la presencia de los romanos en el año 16 a. C., pero, como podrás leer en la inscripción que se encuentra en la plaza de su mercado central, su fundación real fue 1.300 años antes que la de Roma.

2. Bernkastel-Kues

Es una ciudad pequeña y de aspecto medieval que se disputa con Cochem el título de la localidad más bonita del valle. Sus calles adoquinadas, las fachadas con madera intrincada y la forma puntiaguda de los edificios te transportarán a otro tiempo.

3. Bremm

Este meandro de cerca de 180 grados rodeado de viñedos te ofrece una de las vistas más espectaculares del recorrido. Aunque se puede disfrutar desde cualquier punto de la ladera, te recomendamos que vayas a los viñedos Calmont (los más escarpados de Europa) y asciendas a la cumbre.

4. Cochem

Es la población más popular de la rivera del Mosela y una de las más antiguas. Su fama hace que también sea la más turística, lo que te facilitará encontrar establecimientos de ocio y alojamiento. Son de especial interés su mirador junto al río y su castillo medieval ubicado en la colina.

5. Burg Eltz

Si finalmente te decides a realizar esta ruta, no debes perderte el castillo de Eltz. Una construcción del s. XII ubicada en una colina de 70 metros que ha permanecido intacta ante guerras e incendios.

6. Coblenza

Desde aquí podrás ver cómo el río Mosela converge con el Rin. La ciudad, debido a su ubicación en una desembocadura, tiene una forma triangular. Está rodeada de fortalezas y la más importante es la de Ehrenbreitstein, con una increíble vista panorámica de la ciudad.

Ahora que desde Confortauto te hemos presentado algunos de los rincones más recomendables para un viaje al valle del Mosela, solo te queda acudir a tu taller más cercano, dejar el coche a punto, hacer las maletas y partir hacia tu destino. ¡Disfruta de esta magnífica ruta!

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

calefaccion para el coche

Es hora de hacer la puesta a punto de la calefacción del coche. ¡Que no te pille desprevenido!

La calefacción del coche es un elemento del que solemos olvidarnos en verano. Y es normal: las ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *