¿Por qué se enciende el testigo fallo en el motor?

Un coche moderno puede llegar a tener un centenar de testigos, cada uno asociado a una funcionalidad diferente del vehículo. Hoy vamos a hablarte del testigo de fallo en el motor, que puede iluminarse en color naranja o en color rojo en función de la gravedad de la avería. Te contaremos cuáles son las causas más habituales, aunque siempre será necesaria una diagnosis por parte de un profesional. Recuerda que en cualquier taller de la red Confortauto encontrarás especialistas que te ayudarán con este y otros problemas.

Motivos por los que puede saltar el este testigo

El testigo de fallo en el motor nos avisa de que algo va mal. Pero, ¿Cuáles son las principales razones por las que suele alertarte? Toma nota.

 Catalizador. Su función es reducir las emisiones contaminantes que produce el vehículo. ¿Cómo lo hace? A través de la transformación de las partículas más dañinas para el medio ambiente en otras menos nocivas. Es una de las piezas más importantes de tu coche, y también una de las más caras, aunque su vida útil es de unos 120.000 kilómetros.

 Bujías. Al contrario que el catalizador, se trata de una de las piezas más baratas y fácilmente sustituibles del coche. Lo recomendable es cambiarlas cuando no estén en buen estado, o al menos cada 100.000 kilómetros. El testigo de fallo en el motor se encenderá si hay un problema en las bujías o sus cables, ya que son los conductores encargados de transportar el voltaje que genera la chispa para encender el coche.

Por qué se enciende el testigo fallo en el motor

 Sensor de oxígeno. Su tarea es recoger los datos sobre la cantidad de oxígeno que hay en el sistema de escape del vehículo. Está relacionado con el catalizador, ya que analiza su eficiencia y funcionamiento. Una fuga de refrigerante o un incorrecto mantenimiento del coche pueden provocar que este sensor falle.

 Caudalímetro. Este sensor es el encargado de dosificar la cantidad de aire que llega al motor, de manera que se regule el combustible necesario para circular. Si falla, puedes estar consumiendo mucho más de lo necesario debido al desequilibrio entre aire y combustible.

 Termostato. Este elemento es fundamental para una buena refrigeración del vehículo, ya que detecta la temperatura del motor y la regula cuando aumenta en exceso. El testigo se encenderá si el termostato falla y no puede detectar la temperatura.

¿Cómo evitar las averías del motor del coche?

Las averías del motor pueden evitarse con un correcto mantenimiento periódico del vehículo. Vigilar la temperatura del motor es importante, así como comprobar que no haya problemas en el sistema de refrigeración o lubricación. Puedes revisar puntualmente que el líquido refrigerante presente unos niveles correctos.

Otra forma de evitar averías en tu motor es dejar que repose tras haberlo sometido a grandes exigencias. Unos minutos al ralentí al encender o apagar el coche será suficiente. Y, durante la circulación, recuerda que conducir a un nivel de revoluciones adecuado también aumentará la vida útil de tu motor. Un coche diésel nunca debería circular por debajo de las 1.200 revoluciones por minuto, mientras que esa cifra para un motor a gasolina esta cifra asciende a 1.500.

Sea cual sea la causa que se esconda detrás de la iluminación del testigo de fallo en el motor, es importante que detengas el vehículo en cuanto la detectes. El siguiente paso será contactar con un profesional de la mecánica que pueda determinar qué le ocurre a tu vehículo y ponerle solución. Recuerda que no importa en qué lugar de la geografía española te encuentres: siempre podrás acudir a un taller de la red Confortauto.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

averías

Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *