Neumáticos inteligentes: ¿cómo funcionan?

Los neumáticos inteligentes van a ser una revolución en la seguridad vial. Con ellos las ruedas de tu coche se adaptarán al estado de la carretera y a la velocidad. De ese modo, tu vehículo se agarrará mejor al asfalto y evitarás accidentes.

Neumáticos con sensores: qué son y cómo mejoran la conducción

Estos neumáticos con sensores o inteligentes incorporan una serie de elementos que ayudan a disfrutar de una conducción más segura. Sus sensores, por una parte, detectan las características del asfalto y la velocidad a la que circulas, y se adaptan a ellas.

Su banda de rodadura, por otra parte, se va estrechando a medida que tu coche aumenta su velocidad. De esta forma limitan la resistencia al aire y, cuando la carretera está mojada, disminuyen el riesgo del temido aquaplaning. Incluso son capaces de mejorar el sistema ABS. Cuando frenas, aumentan su superficie en contacto con el asfalto, de tal forma que controlas mejor el coche.

Finalmente, los neumáticos con sensores recopilan información de las circunstancias de la carretera y te informan de ellas durante la marcha. Así puedes adecuar tu conducción a la vía por la que circulas. Pero, sobre todo, este tipo de neumáticos analiza su propio estado y te avisa en caso de que tengas que cambiarlos. Por ejemplo, miden la profundidad de los surcos de la banda de rodadura y el desgaste que presentan. Si alguno de estos dos aspectos es preocupante, te lo advertirán.

¿Cómo funcionan los neumáticos inteligentes?

Para llevar a cabo todos esos análisis, este tipo de neumáticos incorpora un conjunto de sensores que hacen acopio de la información y la envían a una centralita. Esta transmite los datos al instante al software de la marca, que los analizará.

Si el programa detecta que alguno de esos datos resulta anormal de algún modo, automáticamente enviará esta información al conductor mediante un SMS o correo electrónico. Así será avisado de la necesidad de acudir a un taller y de por qué.

Neumáticos inteligentes cómo funcionan

Distintos tipos de neumáticos con sensores

Por otra parte, existen distintos tipos de neumáticos con sensores. Cada marca los fabrica según sus investigaciones, de modo que los hay, por ejemplo, que tienen solo dos sensores encargados de comprobar que la rueda gire somo debe, sin presentar ningún tipo de anomalía.

En cambio, otros fabricantes incorporan cuatro sensores colocados en las válvulas de sus neumáticos. Esos dispositivos te proporcionan información tanto de su presión como de su temperatura, e incluso al respecto de hipotéticos pinchazos.

Otros, aún más desarrollados, incorporan un acelerómetro. Este aparato guarda un registro de las vueltas que da la rueda y, así, es capaz de calcular los kilómetros que ha recorrido durante su vida útil. De esta forma sabrás cuándo debes cambiar el neumático.

También son capaces de recopilar datos sobre el uso que les has dado como conductor. Es decir, si has circulado más por ciudad que por carretera, o si has ido a velocidades altas o bajas. Incluso podrás consultar la fecha en que fueron fabricados y montados en el vehículo. Todo ello lo consiguen porque sus sensores incorporan algunas tecnologías de lo más novedosas; concretamente su software se basa en la inteligencia artificial, el llamado Internet de las cosas y los adelantos del big data. Además, estas ruedas se fabrican incluyendo materiales de nuevo cuño, como las partículas férreas magnetizadas, de grandes prestaciones.

Como has podido ver, los neumáticos inteligentes son un gran avance en materia de seguridad vial. Si preguntas en cualquiera de los establecimientos de la red de talleres Confortauto, estaremos encantados de resolver todas tus dudas al respecto.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

averías

Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *