lunes , 1 junio 2020

Las averías de coche más frecuentes ¿cómo evitarlas?

,Las probabilidades de tener que enfrentarte a averías de coche aumentan a medida que este se va haciendo más viejo. Según la DGT, la edad media de los coches que sufrieron accidentes en 2017 ascendía a 13,2 años. Y es que, en España, más del 60 % de los vehículos superan los 10 años.

Estos datos ponen de manifiesto que un buen mantenimiento es fundamental para evitar tener que efectuar una reparación de tu vehículo, que podría resultarte demasiado costosa dada su antigüedad, o que una avería ponga en peligro tu seguridad y la del resto de personas que viajen contigo. A continuación te ayudamos a estar alerta ante el deterioro de tu coche.

Averías relacionadas con el estado de los neumáticos

Las ruedas de tu coche son uno de los elementos más expuestos al desgaste y requieren mucho cuidado. De su buen estado no solo depende la adherencia del vehículo al asfalto sino también la prevención de otro tipo de averías más costosas relacionadas con la amortiguación y la dirección.

Una presión por encima de la recomendada en las ruedas generará un rebote excesivo que podría afectar a la amortiguación. El neumático tendrá mayor rigidez, por lo que no absorberá los impactos generados por las irregularidades del suelo.

El mayor número de vibraciones afectará a otros elementos de la mecánica del vehículo, como la dirección o la alineación. La solución a estas averías suele consistir en cambiar los amortiguadores. Una reparación que costará entre 700 y 1.500 euros en un taller en Ávila, Segovia o cualquier otro lugar de la geografía española.

averías más frecuentes

Averías relacionadas con el motor

El motor es la parte más importante para el funcionamiento del coche. Su estado depende de la edad del vehículo y del mantenimiento al que se le haya sometido. Sus averías son muy variadas y las reparaciones pueden suponer, según la gravedad, un desembolso desde 1.500 euros.

Los inyectores son la parte del motor que se avería más frecuentemente. Su función es la de dosificar el carburante en su cantidad justa según la velocidad y la marcha a la que se esté circulando. Se suelen estropear cuando se produce una obstrucción en al menos uno de ellos y el sistema de alimentación del vehículo empieza a fallar.

Los inyectores se llegan a obstruir cuando se lleva el coche a menudo en reserva o si se utiliza combustible de baja calidad. Las impurezas se acumulan y llegan a obstruir el paso de la gasolina o el diésel al motor. La manera de prevenir este tipo de averías es con visitas de mantenimiento al taller y encargándose que el filtro del combustible se cambia regularmente.

Averías relacionadas con el tubo de escape

El catalizador trabaja disminuyendo la cantidad de gases contaminantes que se emiten a la atmósfera. Cuando utilizas tu coche para trayectos cortos y a baja velocidad, los gases no consumidos se pueden acumular. El coste de la reparación oscila en torno a los 1.000 euros, y para prevenir este tipo de averías solo tendrás que procurar hacer trayectos largos por autovía con cierta frecuencia.

El filtro antipartículas es exclusivo de los coches diésel. Este se encarga que quemar las partículas cancerígenas en lugar de emitirlas a la atmósfera. También puede llegar a obstruirse y tanto la reparación como la prevención son muy similares a las del catalizador.

Como puedes ver, la mayor parte de las averías de coche se pueden prevenir con un mantenimiento regular que incluya visitas periódicas a tu taller más cercano. ¡No las pospongas!

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

airbag

Cómo funciona el airbag: mantenimiento y seguridad

El airbag fue una gran innovación en la industria del automóvil y, desde su incorporación, ha contribuido ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *