viernes , 24 noviembre 2017

La presión es el corazón del neumático

Cuidar la presión de los neumáticos es fundamental para lograr una mayor seguridad al volante. Las ruedas en mal estado provocan un alto porcentaje de accidentes por fallos mecánicos, por esta razón es imprescindible una correcta puesta a punto de los neumáticos del vehículo. La presión es el corazón del neumático y por ello debemos recordar que nuestra seguridad depende del estado de las ruedas.

consejos-neumáticos-confortautoCon una trayectoria de más de 40 años en el mundo del neumático y con numerosas experiencias vividas en el Taller “Confortauto Antonio Sosa e Hijos” en Zafra (Badajoz), me gustaría compartir con vosotros una de mis experiencias para recordar la importancia de llevar los neumáticos con la presión adecuada.

En una ocasión, se acercó al taller un cliente con la preocupación de que su vehículo no le funcionaba bien, que votaba y que le estaba dando numerosos problemas. Sorprendido por la manera en que el cliente me explicaba esto, comencé a revisarle el coche y comprobé que las ruedas tenían demasiada presión. El vehículo se trataba de un R-4 que montaba 135X13 Michelin XZX. Según el fabricante, la recomendación de presión correcta para el neumático delantero era de 1,3 bares y para el trasero de 1,5. Pues bien, el dueño del automóvil hinchó las ruedas sin tener en cuenta estas recomendaciones y le puso más presión de la debida. En cuanto pusimos la presión adecuada, el vehículo volvió a funcionar de maravilla.

Con este hecho quiero destacar que el cuidado del neumático es esencial para sacar el máximo rendimiento y sobre todo para lograr la mayor seguridad posible. Para un correcto mantenimiento de las ruedas, incluida la de repuesto, es muy importante verificar la presión una vez al mes. Los fabricantes recomiendan realizar esta comprobación en frío, es decir, sin haber circulado más de 3km. En caso de que esté caliente, se debería añadir 0.3 bares a la presión recomendada por el fabricante.

Si llevamos las ruedas menos infladas de lo recomendado podríamos tener pinchazos, problemas mecánicos y un aumento del gasto de combustible de hasta un 3%. Si por el contrario las ruedas están más hinchadas de lo indicado, tendremos menor adherencia y confort en la conducción, un mayor riesgo de sufrir cortes y pinchazos y una pérdida del control del vehículo.

La presión del inflado requiere una especial atención, debe controlarse por lo menos una vez al mes y sistemáticamente antes de realizar un viaje largo y siempre hay que acordarse de volver a colocar el tapón de válvula.

Quiero hacer hincapié en que no debemos olvidarnos nunca de que las ruedas son el único punto de contacto entre el coche y la carretera por lo que debemos revisarlas periódicamente ya que los neumáticos juegan un papel fundamental en la seguridad vial.

Antonio Sosa, especialista del Taller “Confortauto Antonio Sosa e Hijos” en Zafra (Badajoz)

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

CONFORTAUTO Y JORDI HURTADO REGALAN HASTA 60€ EN COMBUSTIBLE CON PIRELLI

Confortauto Hankook Masters y el carismático presentador Jordi Hurtado, nuevo prescriptor de la red de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *