La barra estabilizadora del coche: síntomas de avería

¿Has notado, al tomar una curva, que el coche se inclina demasiado o escuchas ruidos extraños? Si tu respuesta es afirmativa, el problema puede estar localizado en la barra estabilizadora. Hoy, desde Confortauto, te contamos qué es y cuál es su función.

¿Qué es la barra estabilizadora?

La barra estabilizadora es una pieza de acero, cilíndrica y con forma de «U», que une los extremos de un mismo eje mediante brazos de control. Además, se une al chasis con casquillos de goma y bieletas que la fijan, aunque permitiendo que tenga cierto movimiento. Conectar los extremos implica que las ruedas estén a una altura similar, reduciendo el balanceo. Por eso la barra siempre es rígida: si fuera flexible no transmitiría la tensión de la rueda interior en una curva, ni evitaría el balanceo.

No es lo mismo que una barra de torsión, aunque se confunden con frecuencia debido a que se basan en el mismo principio. Estas últimas son las que unen cada rueda al chasis y minimizan el efecto de las irregularidades del terreno. También conectan los ejes de la amortiguación, con lo que se incrementa la rigidez torsional del chasis. El motivo por el que se incorporan es para evitar que el chasis pueda doblarse al tomar las curvas.

¿Cómo funcionan? Muy sencillo. De una manera totalmente natural, al tomar una curva la carrocería del vehículo se desplaza hacia el lado exterior; a esto se le conoce como balanceo de la carrocería. El problema es que, a medida que el vehículo se inclina, las ruedas seguirán los mismos pasos. Por tanto, se reduce el área de contacto de los neumáticos con el asfalto.

Si el balanceo es excesivo, la respuesta del vehículo para cambiar la dirección es mucho más lenta. Por ello podemos decir que, gracias a la barra estabilizadora, los movimientos en las curvas son mucho menos bruscos. Además, a mayor peso del vehículo, como los SUV o todoterrenos, mayor será la tendencia al balanceo.

barra estabilizadora

¿Cuáles son los síntomas de avería en la barra estabilizadora?

Si escuchas ruidos raros en tu vehículo o notas un balanceo excesivo en las curvas, te recomendamos que acudas a tu taller más cercano. Podrías tener un problema en la barra estabilizadora.

Aunque este no sea uno de esos elementos que todo el mundo conoce, contribuye no solo a aumentar la comodidad a la hora de conducir, sino también a la seguridad del vehículo. Por eso, si hace mucho que no acudes a tu taller en Cáceres, Segovia, Guadalajara o cualquier otra ciudad cercana a tu domicilio, este puede ser un buen momento.

Debes saber que, debido a su configuración, es difícil que la barra se rompa por completo. Sin embargo, en los componentes de unión o en el resto del sistema de suspensión sí es posible que se produzcan ciertas averías.

Notar golpes o escuchar ruidos al conducir por terrenos con imperfecciones o baches es síntoma de algún tipo de avería. No obstante, estos ruidos también pueden ser consecuencia del desgaste de los cojinetes o defectos en los tirantes de la unión o rótulas (encargadas de conectar la barra con los brazos transversales o cojinetes de suspensión).

Los tirantes suelen estar recubiertos de grasa, además de tenerla en su interior. Pero también pueden dañarse y, como consecuencia, dejar que entre suciedad o agua, lo que provocará que se desgasten con mayor rapidez.

Si esto sucede, a la hora de conducir vas a notar una mayor inestabilidad… Lo que será un claro síntoma de que tienes que llevar el coche al taller más cercano. En cualquier caso, no te preocupes: para mantener tu barra estabilizadora a punto siempre puedes contar con tu establecimiento Confortauto de confianza.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

averías

Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *