Distracciones al volante que debes evitar y cómo prevenirlas

Evitar distracciones al volante es una de las mejores precauciones que puedes tomar para evitar accidentes. A diferencia de lo que se cree, este tipo de infracciones son la principal causa de los siniestros mortales, ya que acumulan cerca de un tercio de los casos, un 32 %, a diferencia del exceso de velocidad y el consumo de drogas, que suponen un 22 y 21 % respectivamente.

¿Cuáles son las distracciones más comunes y cómo puedes evitarlas?

En Confortauto queremos ayudarte a mejorar tu seguridad en la carretera contándote cuáles son las principales causas de distracción y qué puedes hacer para prevenirlas. Por eso te hemos preparado un listado con algunas de las más frecuentes.

El teléfono móvil

Es uno de los motivos más frecuentes de distracción. Ya sea por una llamada telefónica, un mensaje u otro tipo de notificación, el teléfono hace que apartes la vista de la carretera y centres tu atención en otra cosa, aunque solo sea unos segundos. Además, necesitas sujetarlo con una mano, por lo que perderás agilidad.

Acciones como escribir un mensaje o contestar un WhatsApp multiplican por 23 el riesgo de sufrir un accidente. Para evitarlo puedes utilizar dispositivos Bluetooth, aunque lo aconsejable es que pongas el teléfono en modo avión o en silencio durante el trayecto. De hecho, algunos sistemas operativos tienen una función similar para cuando conduces, y también puedes descargar aplicaciones específicamente diseñadas para una conducción segura.

distracciones al volante

Otros pasajeros

Cuando viajas con más personas, estas se pueden convertir en distracciones. Atender a tus hijos si necesitan algo, utilizar los retrovisores para vigilar la parte de atrás o un copiloto demasiado hablador pueden apartar tu atención de lo que estás haciendo y desencadenar un accidente.

Para evitar que eso suceda, asegúrate de que cuentas con sistemas de seguridad infantil adecuados para los niños, y evita temas de conversación intensos, como discusiones o temas importantes. Recuerda que buscar el contacto visual mientras hablas hará que no puedas reaccionar a tiempo ante posibles imprevistos.

Programar el GPS

Introducir una dirección en tu navegador mientras estás conduciendo es una distracción similar a escribir mensajes de texto en tu teléfono. Durante todo el tiempo que estés manipulando el aparato tu capacidad de atención y concentración serán pobres, y además no podrás manejar el volante con las dos manos.

Afortunadamente, este riesgo tiene muy fácil solución: solo tendrás que añadir las coordenadas de tu viaje antes de salir. Si necesitas reprogramarlas, busca un lugar donde detenerte y hazlo siempre con el coche parado. También te ayudará haber repasado la ruta antes de empezar a conducir.

Estados emocionales alterados

Este tipo de distracciones cognitivas son más frecuentes de lo que parecen y son muy peligrosas. Si sientes que estás ansioso, estresado o nervioso, evita conducir y procura dejar los pensamientos que requieran de concentración para otro momento.

¿Qué puede pasarte si te despistas unos segundos?

Como hemos dicho al principio, las distracciones son la causa de uno de cada tres accidentes mortales. Para explicarte la gravedad de este tipo de infracciones, vamos a ponerte algunos ejemplos.

• El tiempo medio que tardas en programar tu navegador es de 16 segundos. Circulando a 110 km/h, este intervalo hace que la distancia de frenado aumente en 500 metros, por lo que aumentan las posibilidades de tener una colisión frontal o provocar un atropello.

• Si el alcohol aumenta un 21 % el tiempo de reacción, hablar por teléfono lo hace un 46 %. Y si, además, tenemos en cuenta la velocidad, las posibilidades de tener un accidente se multiplican exponencialmente.

Como puedes ver, las distracciones al volante son muy peligrosas. Por eso las últimas tecnologías, como los sistemas de frenado automático, pueden salvarte la vida. ¿Quieres saber más? Estaremos encantados de solucionar cualquier duda en tu taller Confortauto más cercano.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

averías

Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *