¿Cuándo está justificado usar las luces de emergencia?

En el examen teórico para conseguir el carnet de conducir se suele preguntar por las luces de emergencia del coche. Sin embargo, años después de haber obtenido esta licencia, hay personas que no tienen muy claro cuándo utilizarlas.

¿Qué son las luces de emergencia del vehículo?

Vamos a tratar de que entiendas en qué situaciones, según el Reglamento General de la Circulación, es legal accionar este alumbrado de emergencia. Te recordamos, en primer lugar, que puedes localizarlo en el botón con un triángulo rojo que se encuentra en el salpicadero. Cuando lo actives, se van a encender simultáneamente cuatro luces. Nos referimos a los cuatro intermitentes ubicados en los laterales delanteros y traseros de tu vehículo. Estas van a parpadear continuamente, haciéndote especialmente visible para el resto de conductores.

Pero, ¿cuándo tienes que encender estas luces? Básicamente, tienes que llevarlas encendidas para señalar con suficiente antelación una posición en la que tu coche suponga un riesgo temporal. Sin embargo, numerosos conductores, noveles y experimentados manifiestan dudas acerca de qué clase de contextos justifican el empleo de este alumbrado. Por eso, a continuación te ofrecemos una recopilación de las situaciones en las que debes utilizarlas. ¡Toma nota!

¿En qué situaciones y para qué se emplean estas luces de emergencia?

Existe una cierta confusión respecto a cómo emplear las luces de emergencia, por lo que lo primero que interesa hacer es comentar algunas situaciones en las que se usan sin necesidad. Por ejemplo, se hace un uso inadecuado cuando se aparca en doble fila para hacer un recado rápido. Si consideras que la posición de tu coche supone un peligro para otro vehículos, enciéndelas, pero su utilización no te va a eximir de la correspondiente multa si has realizado una detención antirreglamentaria. Se trata, pues, de uno de esos empleos ambiguos del alumbrado de emergencia. De hecho, te desaconsejamos incurrir en esta clase de conductas. Al final, lo que consiguen es que una mayoría de conductores, pensando en estos usos inapropiados, relativice la importancia de estas señalizaciones.

No obstante, cuando conduces por vías interurbanas, se dan más situaciones que exigen el uso de las luces de emergencia. Toma nota de las siguientes utilizaciones legales en vías de circulación rápida, tales como carreteras, autovías y autopistas.

• Un imprevisto dentro del vehículo que altere las condiciones normales de manejo del volante. Por poner algunos ejemplos: la entrada de una avispa en el coche o una discusión.

• La cercanía de una retención inesperada, que va a provocar un embudo colectivo de vehículos. Se trata de facilitar que el resto de vehículos sepan con antelación que estás frenando. De esta manera contribuyes a evitar una colisión múltiple.

luces de emergencia coche

• La señalización de una detención en el arcén u otra parte de la vía por un accidente de tráfico. Junto a los chalecos reflectantes y los triángulos de señalización, debes hacer uso de las luces de emergencia.

• Si te aproximas a una nube de polvo o algún otro fenómeno ambiental que impida la visibilidad. También sería prudente que encendieras, en estos casos, las luces antiniebla.

• Cuando se te acerque un vehículo de emergencias, como los de bomberos o las ambulancias, y por causa de ello te veas obligado a hacer alguna maniobra brusca o imprevista para favorecer su avance prioritario.

En definitiva, tienes que utilizar las luces de emergencia del coche para dejar claro a los usuarios de la vía que tu situación en ella conlleva un peligro circunstancial. ¿Tienes alguna duda? En los talleres de Confortauto estaremos encantados de resolverlas. ¡Pregúntanos!

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

averías

Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *