martes , 7 abril 2020

¿Cuál es la presión correcta para los neumáticos de mi coche?

Mantener una presión de neumáticos adecuada es sinónimo de seguridad. Estos elementos son los únicos que tocan el asfalto y dependen en gran medida de la presión para realizar su función. Saber cuál es la adecuada o cada cuánto revisarla es indispensable. Pero, ¿conoces la respuesta a esas preguntas?

¿Por qué es importante mantener una adecuada presión?

Esta es una pregunta que los conductores principiantes se hacen a menudo. Y es que mantener la presión recomendada siempre genera beneficios, donde el primero es la seguridad en carretera. El vehículo tendrá un mejor desempeño con los neumáticos a punto, y será mucho más sencillo de manejar. Esto te evitará más de un susto en la carretera.

Además, una presión muy alta o una demasiado baja traerá consigo diversos problemas. En el primer caso, el neumático tiene un deficiente contacto con el suelo, su centro se desgastará antes que el resto de la estructura y, en caso de atravesar un bache, es probable que la rueda llegue a explotar. No por nada lleva más presión de la que debería.

Pero si la llevas la presión baja, también puedes tener problemas. Las llantas empezarán a deformarse, tendrás que aumentar la distancia de frenado, en mojado acabarás haciendo aquaplanning y el consumo de combustible aumentará. Así que, en estos casos, no te queda más remedio que llevar la presión adecuada, ni más ni menos.

¿Cada cuánto medirla?

Con cierta frecuencia tendrás que revisar la presión, ya que se va perdiendo gradualmente. Pero no temas, no se trata de una periodicidad excesiva.

Asimismo, la temperatura afecta al escape de la presión, especialmente cuando hace calor. Así que procura llevar a cabo una revisión mensual del estado de las ruedas y de la propia presión. Te evitarás problemas con una sencilla parada en tu gasolinera más cercana.

presión de neumáticos

¿Cómo medir la presión?

El instrumento para medirla es el manómetro, el cual encontrarás en la mayoría de estaciones de repostaje. Para usarlo tendrás que quitar el tapón de la válvula del neumático y colocar sobre ella la boquilla del aparato. Si escuchas un silbido no te asustes: es que estás haciéndolo bien. Luego tendrás que comparar los valores que te muestra con los que deberías tener.

Por suerte, el manómetro te permite añadir presión al neumático, así podrás compensar cualquier pérdida. Tendrás que repetir el proceso de revisión con todos los neumáticos, incluso con el de repuesto. De esta manera te asegurarás de que estén a la par, lo que te permitirá llevar a cabo una conducción segura.

Por último, es recomendable que revises la presión con las ruedas frías. Esto se debe, como sabes, a que el calor provoca pérdidas. Además, las mediciones que hagas no serán fiables. Para hacerlas, aprovecha las primeras horas del día o antes de un viaje largo, cuando todavía no hayas recorrido mucho trayecto.

Entonces, ¿cuál es la presión correcta para los neumáticos?

Ahora que sabes algo más sobre la presión, no está de más que descubras cuál es la adecuada. En términos generales, esta gira en torno a los 2,5 bares, aunque deberás comprobar las indicaciones de tu fabricante. Esto te permitirá conocer el dato de manera precisa y adaptada a tus circunstancias. Además, ten en cuenta que la velocidad que el vehículo alcanza o el peso de este afectan a la presión que deben llevar los neumáticos. Así podrás actuar en consecuencia llegado el momento.

El peso es un indicador determinante, ya que los neumáticos tienen que realizar diferentes esfuerzos. El manual del modelo de cada vehículo informa de la presión de las ruedas, tanto la ideal como la que tendrían con el peso normal y el máximo que es posible cargar. Esto te indicará, de manera muy clara, la presión que debe haber en todo momento.

Además, hay otros lugares en los que puedes comprobar estos valores. Normalmente la información necesaria aparece en algún lugar del coche; los más frecuentes son la puerta del conductor o la tapa del depósito de la gasolina. De esta manera, los fabricantes de coches apuestan por mantener informados a sus clientes en todo momento. Así, si pierdes el manual del vehículo, tendrás otras opciones para no quedarte sin estos valiosos datos.

Revisa también el lateral de los neumáticos, ya que en ellos figura la presión máxima, mínima y óptima que pueden soportar. Más allá de esto, la presión se expresa en libras por pulgada cuadrada (psi), kilopascales (KPA) o bares. Ten en cuenta esto al comprar neumáticos online, ya que puedes encontrar los valores expresados en diferentes unidades y, si no eres consciente de ello, podrías llegar a cometer errores graves.

En definitiva, la presión de los neumáticos es un valor determinante para garantizar tu seguridad al volante. No olvides revisarlos una vez al mes, y procura mantener siempre el valor óptimo en cada rueda. Así, ya sean unos neumáticos Hankook o de otra marca, no tendrás problemas. ¡Visita tu Confortauto más cercano y déjanos asesorarte!

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

ruedas muy usadas

Los peligros de conducir con neumáticos desgastados

Conducir con neumáticos desgastados es muy peligroso para tu integridad física, ya que en esas ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *