¿Cómo proteger tu vehículo ante la bajada de temperaturas?

El invierno siempre trae aparejadas olas de frío que hacen que los termómetros desciendan muy por debajo de los 0 ºC. Es en estos casos cuando, al igual que eliges las prendas de más abrigo para salir a la calle, debes pensar en cómo proteger tu vehículo. El frío excesivo puede afectar a algunas de sus funcionalidades, por lo que a continuación vamos a darte algunos consejos para evitar que tu coche sufra.

Consejos para proteger tu vehículo del frío intenso

Además de los siguientes consejos, es importante que tengas en cuenta que una ola de frío puede comprometer la conducción en la carretera. Si tienes previsto conducir con nieve o hielo, te recomendamos que te hagas con unas cadenas. Puedes optar entre cadenas líquidas, metálicas, de tela, de red o incluso semiautomáticas. Y no olvides reducir la velocidad cuando se dan estas condiciones adversas ¡Piensa que el hielo siempre hace aumentar la distancia segura de frenada!

1. Revisa el nivel de líquidos

Es importante que revises el nivel del líquido anticongelante, ya que de él dependerá que el motor no se congele por completo. También te recomendamos que eches un ojo al nivel del aceite, del refrigerante y del líquido limpiaparabrisas. Para realizar estas comprobaciones deberás tener tu vehículo sobre un terreno plano, y siempre con el motor frío.

2. Comprueba que tu batería está cargada al 100 %

Con el paso del tiempo, la batería pierde porcentaje de carga. Esto hace que le afecten mucho más las bajas temperaturas. De hecho, es la parte del coche que más sufre ante una ola de frío. Por eso, asegúrate de cambiarla cada 3 años para tenerla siempre al completo. En caso contrario, el frío hará que su potencia se reduzca a la mitad o incluso más si el termómetro se acerca a los -10 ºC. En este caso se dificultará el arranque, e incluso podría llegar a descargarse del todo.

3. Evita que las puertas y ventanas se atasquen

Cuando un coche duerme en la calle, se enfrenta a bajas temperaturas que pueden provocar la creación de capas de hielo sobre la carrocería. Esto hace que las puertas y las ventanas se atasquen, dificultando acceder al vehículo. Una funda completa que cubra todo el coche será la mejor manera de prevenir esta circunstancia. También te será de ayuda si nieva.

4. Haz un seguimiento de la presión de tus neumáticos

El frío es un gran enemigo de los neumáticos. No solo porque las capas de hielo dificultan la conducción y provocan el deslizamiento de las ruedas, sino porque el frío afecta directamente a la presión de los neumáticos, haciendo que disminuya. En estos casos te recomendamos que utilices neumáticos de invierno. Si no dispones de este tipo de ruedas, recuerda hacer un seguimiento continuado de los que tengas instalados.

5. Levanta los limpiaparabrisas durante la noche

Junto con la batería, otros grandes damnificados durante las olas de frío son los limpiaparabrisas. Si hay previsión de heladas nocturnas, levántalos de manera que no se queden pegados a la luna. Por la mañana puedes usar una rasqueta para quitar el hielo, pero no utilices escobillas o líquido del limpiaparabrisas. Las primeras se dañarán, y en cuanto al segundo, es probable que esté también congelado.

En cualquier caso, si una ola de frío pone en jaque a tu coche y compromete alguna de sus funcionalidades, no dudes en acudir a tu establecimiento Confortauto más cercano. Tu taller en Santander, en Huelva, en Girona o en Murcia te estará esperando para resolver cualquier incidencia con tu vehículo.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

averías

Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *