martes , 7 julio 2020

Cómo funciona el airbag: mantenimiento y seguridad

El airbag fue una gran innovación en la industria del automóvil y, desde su incorporación, ha contribuido a reducir las consecuencias graves en los accidentes viales. Desde Confortauto vamos a informarte para que asegures su mantenimiento para que funcione siempre perfecto y os pueda proteger.

¿Cómo funciona el airbag de un coche?

El airbag es un dispositivo con forma de bolsa de aire que se despliega de manera automática en caso de colisión. Con ayuda del gas comprimido que hay en su interior, se abren cuando los sensores detectan que se supera un umbral de desaceleración determinado.

Esta medida es la indicadora de un impacto fuerte y del riesgo de daños para los ocupantes del vehículo. La velocidad de apertura, que supera los 250 km/h y que puede alcanzar hasta los 400 km/h, asegura la amortiguación de los ocupantes del vehículo.

La seguridad de tu airbag

Un airbag puede salvar vidas, pero si se encuentra en mal estado no sirve para nada. Por ello se deben revisar periódicamente, especialmente si has sufrido un accidente o se enciende su testigo luminoso en el salpicadero.

Por otro lado, no hay que olvidar el uso del cinturón de seguridad. Has de tener en cuenta que el airbag solo se activa cuando se produce una gran colisión. Si no usas el cinturón estarías desprotegido en caso de pequeños impactos. Además, el uso del cinturón ayuda a que el cuerpo no se desplace de su sitio para que la protección tras su activación sea más eficaz.

La posición de conducción también es importante. Intenta mantener una distancia con el volante de aproximadamente 25 centímetros, con los brazos ligeramente flexionados y las manos apoyadas en la parte superior. En cuanto al acompañante, debe viajar siempre con los pies en el suelo. Por último, y si llevas una sillita de bebé en el asiento delantero, recuerda desactivarlo para evitar problemas en caso de accidente.

como funciona el airbag

¿Cuándo y cómo realizar el mantenimiento del airbag?

En primer lugar, debes saber que solo profesionales expertos capacitados pueden intervenir un airbag. Este no es el tipo de tareas que pueda realizar uno mismo. En su interior se encuentran elementos químicos y gases que realizan una función pirotécnica. Su manipulación requiere del respeto de unas normas de seguridad específicas.

– Se recomienda realizar una revisión una vez al año. Si en esta revisión se detectan anomalías o piezas defectuosas, se aconseja reemplazarlo por completo para mayores garantías.

– Si el airbag se ha abierto por un impacto no puede reutilizarse. Está pensado para un único uso. Acude a tu taller más cercano y pide que lo sustituyan íntegramente.

– Cada 10 años deben sustituirse. En esa fecha alcanzan su vida útil y los fabricantes no pueden certificar su buen uso.

– Al adquirir un coche de segunda mano revisa los airbags, y, si tienes dudas sobre su estado, cámbialos.

– Por último, nunca permitas que se instale un dispositivo que se ha sacado con antelación de su empaquetado original. Estos se deben incorporan al vehículo en cuanto acaban de salir de su embalaje.

El airbag es un gran aliado a la hora de evitar víctimas en accidentes de tráfico. Recuerda siempre la importancia de mantenerlo en perfectas condiciones y no descuides su mantenimiento. Si el sistema de tu vehículo necesita una revisión o sustitución, ponte en manos de profesionales. Encuentra un buen taller en Segovia, en Santander o en otra ciudad de España y ponte en manos de especialistas en tu seguridad.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

La importancia de guardar la distancia de seguridad

La importancia de la distancia de seguridad entre vehículos ¿cómo calcularla?

La distancia de seguridad entre vehículos es uno de los aspectos de la conducción que muchas veces pasamos por ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *