martes , 7 abril 2020

¿Qué es el código de velocidad en los neumáticos y para qué sirve?

El código de velocidad en los neumáticos es indispensable para elegir el neumático adecuado para tu coche. Estos códigos te ofrecen una información variada sobre las gomas y condicionan qué vehículos pueden montarlas. Conocerlos te permitirá elegir el que más se ajuste a las especificaciones de tu vehículo. Así que, no dejes de leer para descubrir este código.

¿Qué es y qué indica el código de velocidad?

El código de velocidad indica, de manera sencilla, la velocidad máxima que pueden soportar los neumáticos sin empezar a degradarse. Es una medida de seguridad que impide forzarlos hasta el punto en que empiecen a perder sus propiedades. Se consigue después de poner al neumático a su máxima velocidad teórica durante 10 minutos. Así, se conoce con precisión cómo va a reaccionar y hasta qué punto se mantiene una seguridad óptima.

Si buscas este código en un neumático, lo encontrarás en el flanco externo. Está compuesto por una letra y un número, dos letras o una sola. Es el fabricante el encargado de colocar el código, el cual se obtiene como resultado de medir diversos factores. La potencia del motor, la carga que soporta el vehículo, la altura o la aerodinámica influyen en el código.

Su utilidad es muy clara: permitir elegir el neumático adecuado para cada coche. Así, un deportivo no podrá montar unos con código A7, ya que su límite está en tan solo 35 kilómetros por hora; tendría que optar, en función de los factores que has visto, por uno de código H (210) o superior. De manera simple, los profesionales del motor y los aficionados pueden encontrar justo la oferta en neumáticos que necesitan.

¿Qué código de velocidad en los neumáticos tiene cada tipo de coche?

Para facilitar aún más la elección, existen índices que agrupan los diferentes códigos en función del tipo de vehículo. Esto te permite conocer cuáles puedes montar. Así, no tendrás que consultar las tablas donde aparecen desglosados los diferentes códigos, los cuales suman 30.

Para empezar, los neumáticos que lleven la letra L en el código son aptos para camiones ligeros y no superan los 120 kilómetros por hora. Los que cuenten con las letras M y N indican las ruedas de repuesto, cuya velocidad está entre los 130 y 140 kilómetros. Los todoterrenos se distinguen del resto con la letra Q y los turismos con la S y la T.

Por último, con las letras V, ZR, W e Y se designan a los neumáticos destinados a coches deportivos. Estos están preparados para alcanzar altas velocidades, tanto como 300 kilómetros por hora en el caso de los Y. Así, cuanto más te acercas a las últimas letras del abecedario, más velocidad soportan los neumáticos. De esta forma se evitan confusiones, por lo que no llegarás a montar unas ruedas para camión ligero en tu utilitario.

Otras consideraciones a tener en cuenta respecto al código

El código, por ley, debe aparecer en el flanco externo del neumático. La mayoría de fabricantes lo resaltan con letras y números grandes, por lo que es muy sencillo revisarlo en caso de duda. La ley prohíbe montar gomas con un código de velocidad inferior al que indica el fabricante: esto es una medida de seguridad, ya que los neumáticos no soportarían las velocidades del vehículo. Así, el riesgo de accidente no haría más que aumentar.

No obstante, está permitido utilizar los que tengan un código superior. Esto se debe a que nunca se alcanzarán las velocidades máximas permitidas. Además, debes tener en cuenta un pequeño detalle. Aunque el código indique la velocidad más alta que puede alcanzar, el neumático puede no estar facultado para moverse tan rápido. La razón detrás de estas circunstancias no es otra que los límites de velocidad de cada carretera. Para qué negarlo, ¿en cuántas ocasiones puedes alcanzar más de 120 kilómetros por hora en tu día a día?

Por último, si las gomas no están en buen estado, el código de velocidad no se aplica de la misma manera. El estado de estos elementos afecta a su rendimiento, por lo que no tiene sentido seguir las indicaciones. Con esto no pienses que puedes rebasar los límites generales, ya que un neumático dañado, sometido a reparaciones o desgastado no alcanzará el mismo comportamiento que uno recién estrenado.

En estos casos es recomendable que extremes las precauciones y no fuerces en ningún momento. La seguridad debe primar en todo momento. Así, respeta el código siempre y ten en cuenta el estado de tus ruedas en todo momento.

En definitiva, el código de velocidad de los neumáticos te permite conocer cuales necesita tu vehículo. Es de suma utilidad conocerlo, ya que evita una larga lista de problemas. Eso sí, si tienes dudas y no sabes cómo actuar, no dejes de ponerte en manos de los profesionales. En Confortauto podrás encontrar los mejores neumáticos en Córdoba, ¡y en cualquier otra ciudad del país! Pásate por tu taller más cercano y compruébalo.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

ruedas muy usadas

Los peligros de conducir con neumáticos desgastados

Conducir con neumáticos desgastados es muy peligroso para tu integridad física, ya que en esas ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *