miércoles , 21 octubre 2020

Averías en las ruedas provocadas por los bordillos: aprende a evitarlas

En muchas ocasiones las averías de las ruedas de los coches están provocadas por golpes con los bordillos al aparcar. Sin apenas darte cuenta, estos percances pueden llegar a desencadenar daños graves y que requieran una importante reparación en tu taller de confianza. ¿Quieres saber más sobre ellos y cómo prevenirlos?

Diferentes averías en las ruedas producidas por los bordillos

El hecho de que tu vehículo sufra daños al recibir un golpe contra un bordillo al aparcar no tiene relación con el uso de neumáticos baratos. Aunque lleves unos de un modelo caro, pueden estropearse igualmente. Pero, ¿qué clase de problemas pueden darse tras un impacto de este tipo? A continuación te mostramos los más habituales.

Pinchazo o reventón del neumático

El problema más frecuente es el pinchazo o reventón debido a un contacto violento con un borde demasiado alto o afilado. No debes olvidar que las ruedas están hinchadas a presión, por lo que cualquier roce con uno de esos bordillos, como mínimo, les provocará arañazos. Y, normalmente, estos irán a más al continuar haciendo un uso habitual de tu vehículo.

Deterioro de la banda de rodadura

Aunque el neumático de tu coche no llegue a pinchar por el contacto con un bordillo, este golpe puede romper la banda de rodadura u originar cortes, bultos o grietas en la llanta. Estos, más tarde, pueden propiciar que reviente. ¡Imagina el peligro que correrías si esto te sucediese en carretera y a una elevada velocidad!

Descompensación del equilibrado

Las ruedas de tu vehículo incluyen unas piezas metálicas a modo de contrapeso que contribuyen al equilibrio del vehículo. Un golpe violento del neumático contra el borde de la acera puede causar que se desprenda una de ellas, con lo que las vibraciones no tardarán en hacer acto de presencia al circular.

averías en las ruedas

Averías en suspensión y bajos

El choque violento contra un bordillo puede dañar el sistema de suspensión de tu coche. Incluso podría romper sus muelles, afectando a los amortiguadores. Con ello, el vehículo perderá estabilidad y la conducción será mucho más difícil.

Si el impacto contra el bordillo es muy fuerte, cabe la posibilidad de que tanto los bajos como el parachoques de tu coche sufran daños. Esto ocurre de manera especialmente frecuente en los automóviles deportivos, ya que sus chasis suelen estar más cerca del suelo; en esas situaciones, la reparación puede resultar muy cara.

Cómo evitar estos accidentes

Lo mejor que puedes hacer para prevenir estos daños es aparcar con prudencia y suavidad. Cuando vayas a estacionar procura evitar el roce con el bordillo de la acera, dejando siempre unos centímetros de separación entre este y tu coche. A su vez, realiza las maniobras a la velocidad mínima. Y, por supuesto, nunca montes el vehículo sobre el bordillo. De lo contrario, el daño en los neumáticos podría ser considerable.

Si vas despacio y te mueves con suavidad, claro está, se deteriorarán en menor medida. Así pues, si precisas subir un bordillo hazlo siempre muy lentamente. Trata de situar las ruedas primero en diagonal y después en perpendicular al mismo, y en cualquier caso evita colocar el neumático sobre el ángulo del borde.

Siguiendo estas sencillas pautas prevendrás posibles averías en las ruedas y, en consecuencia, costosas reparaciones. No obstante, si sufres alguno de estos percances te recomendamos llevar el coche a tu taller Confortauto más cercano. No solo estaremos encantados de atenderte y solventar tu problema, sino que podremos proveerte de una amplia oferta de neumáticos. ¡Consúltanos sin compromiso!

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

desempañar cristales parabrisas coche

¿Cómo desempañar los cristales del coche manera rápida y eficaz?

En las épocas de frío, saber cómo desempañar los cristales de tu coche de manera eficiente te ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *