Averías de coche en invierno y cómo evitarlas

Los meses de frío son, sin lugar a dudas, el peor momento para las piezas de los coches. La bajada de temperaturas, la lluvia, la nieve o el viento provocan roturas y averías inesperadas. Por eso, desde Confortauto queremos explicarte cuáles son las principales averías de coche en invierno y cómo puedes evitarlas. ¡Coge papel y bolígrafo!

Principales averías de coche en invierno

Es fundamental que en esta estación del año hagamos caso de las recomendaciones de los profesionales. De esta forma evitarás sustos innecesarios y costosas averías. Así pues, ¿cuáles son las roturas más frecuentes en estos meses?

Batería

La disminución de temperaturas afecta mucho a la batería de arranque. Esta pieza suele sufrir roturas en los días más fríos. Si el vehículo ha tenido mucho uso, es probable que algún día no pueda arrancar. Y si eso te sucede, seguramente tu batería haya perdido toda la carga. Una reparación o sustitución puede rondar entre los 100 y los 200 €.

Motor

Los componentes del motor de combustión de un vehículo se resienten con la caída del mercurio. ¿Sabías que los arranques en frío son una de las peores cosas que puedes hacerle a tu vehículo? Es por eso que en las ciudades donde la temperatura baja de los 0 ºC los coches tienen más dificultades para arrancar. Si puedes, evita aparcar tu vehículo en zonas desprotegidas; así te ahorrarás averías de motor.

averías de coche en invierno

Líquido refrigerante

Es fundamental comprobar regularmente el estado del líquido refrigerante. A pesar de ser un producto anticongelante, si se hace un uso muy intenso de él irá perdiendo propiedades. El líquido refrigerante es un elemento crucial para la salud del motor, ya que evita que algunos componentes de su interior se congelen. Si tienes dudas sobre cómo solucionar este problema, no dudes en contactar con tu taller mecánico más cercano.

Pautas para el mantenimiento del coche durante los meses fríos

Como hemos visto, la humedad y el frío son el peor enemigo de las piezas de un coche. La humedad se cuela por todos los recovecos, y puede convertirse en hielo si las temperaturas son extremadamente bajas. No obstante, hoy en día puedes encontrar en el mercado un sinfín de productos que te ayudarán en estas situaciones.

En el caso de las baterías, se recomienda que realices una inspección visual periódica. De esta forma te asegurarás de que la carcasa no presenta fisuras y no hay riesgo de fugas. Si ves una rotura, probablemente tengas que reemplazarla. Acércate a los talleres de Confortauto y déjate asesorar por profesionales especializados.

Si vas a dejar el coche a la intemperie, te aconsejamos que de vez en cuando le eches un ojo. Coge una herramienta adecuada y elimina la escarcha de la superficie del vehículo; de esta forma no te arriesgarás a que algún componente cercano a la tapa del motor se congele también. Además, viene bien que de vez en cuando limpies los componentes cercanos al motor con un paño húmedo o spray de aire.

En el supuesto de que hayas tenido una fuga de líquido anticongelante, o este no se encuentre en buen estado, es probable que tu coche se enfríe mucho. ¿Qué puedes hacer en esos casos para prever una avería? En el manual del coche se te indica el tipo de líquido refrigerante que debes usar, dependiendo de la región en la que vivas y su clima. Si, por ejemplo, vives en zonas de montaña, te recomendamos adquirir uno de alta efectividad.

Si tienes más dudas respecto a cómo prevenir averías de coche en invierno, no dudes en acudir a tu taller Confortauto más cercano. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

averías

Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *