martes , 7 abril 2020

7 motivos por los que se descarga la batería del coche y que a lo mejor no sabías

La batería del coche es una parte esencial para su funcionamiento. Mantener en buen estado tu vehículo es obligatorio, en especial si lo utilizas en el día a día. Con un buen mantenimiento te ahorrarás diferentes problemas y sustos, como quedarte sin potencia eléctrica.

¿La batería de tu coche falla? Quizás sea por alguna de estas razones.

Motivos para que se descargue la batería

La batería es una pieza muy sensible en cualquier vehículo y, a la vez, resulta ser una de las más importantes. No suele repararse en ella, ya que su trabajo pasa desapercibido la mayor parte del tiempo. Sin embargo, quedarte sin electricidad a medio camino por una descarga no va a ser de tu agrado. El motor dejaría de funcionar y, si estás en verano, tendrías que soportar el calor sin poder conectar aire acondicionado.

Así que revisar con frecuencia el estado de la batería de tu vehículo te ahorrará estos engorros y muchos otros más. En caso de que falle, debes acudir a los talleres con más renombre.

He aquí los siete motivos más usuales por los que se descarga una batería.

1. Los efectos del frío

La temperatura ambiente afecta el comportamiento de la batería. El frío es el principal enemigo de este componente, ya que es causa de que se descargue antes y, además, puede deteriorar su capacidad de recarga. Así, te verías en la situación de tener que cambiarla antes de tiempo.

Para evitar este problema, procura dejar a resguardo tu vehículo habitualmente. Si va a hacer mucho frío, ponlo bajo techo para que no le afecte con tanta intensidad.

2. Olvidarse la radio encendida

Los despistes ocurren, y algunos afectan al estado de la batería. Esta ofrece la potencia eléctrica que el vehículo necesita. Las luces, la radio, el aire acondicionado o el arranque del vehículo necesitan electricidad, por lo que un pequeño despiste contribuirá a descargarla antes de tiempo. Lo más habitual es olvidarse de apagar la radio o dejarse las luces encendidas. Así que para evitar esto, procura revisar que todo lo que consuma energía permanezca apagado.

3. Poco uso del vehículo

Dejar un coche parado durante mucho tiempo también trae consecuencias inesperadas. Y es que la batería seguirá consumiendo sus reservas en algunas funciones del vehículo. Por ejemplo, mantener la alarma activa es suficiente para que la batería se vaya gastando, aunque también va perdiendo energía según pasa el tiempo. Para evitar esto, no dejes tu coche parado más de dos semanas, especialmente durante el invierno. De esta manera comprobarás que aún cuenta con energía eléctrica.

descarga batería coche

4. Envejecimiento

La vida útil de una batería es de entre dos y cuatro años. A partir de entonces, lo normal es que esta empiece a perder sus propiedades, y una de ellas es su capacidad para mantenerse cargada. Una vez superada la vida útil de la batería, no dudes en cambiarla.

5. Desgaste

El desgaste, fruto de un mal uso o conservación, también afecta a la carga de este elemento. La corrosión es uno de sus principales enemigos, ya que afecta a su integridad física y deteriora la capacidad de almacenar energía.

6. Consumo parásito

En la actualidad, los vehículos cuentan con todo tipo de sistemas a bordo. Estos llegan a causar un exceso de uso de la batería, lo cual conduce a que esta pierda energía mucha rapidez. Unos altavoces nuevos pueden ser suficientes para consumir buena parte de la energía de reserva, por lo que ten cuidado al instalar según qué componentes.

7. Trayectos cortos

Los trayectos cortos hacen que la batería no llegue a recargarse del todo y que cada vez cuente con menos carga, sobre todo si no espacias este tipo de trayectos. Procura utilizar tu coche de manera más racional y no para desplazarte a pocas calles de distancia; así también ahorrarás gasolina.

¿Qué hacer en caso de descarga?

Las opciones son varias. Para empezar, comprueba el estado de la batería. En caso de presentar signos de corrosión o haber superado su vida útil, habrá llegado el momento de instalar una nueva. Pero si no hace mucho que la has cambiado y las descargas son continuas, puedes estar ante algún defecto, ¡o quizá estés provocando esa pérdida de energía por un despiste!

Por suerte, este tipo de situaciones son fáciles de solucionar: solo tendrás que dejar cargar la batería. Además, comprueba qué sistemas de tu coche consumen más energía; así podrás modificar el gasto que realizan y cuidar al máximo el estado de este componente tan importante.

Como puedes ver, la batería del coche es un elemento crucial que debes cuidar al máximo. Revisa su estado cada mes para tenerla en las mejores condiciones posibles. Así, su vida útil se verá ampliada y no tendrás que cambiarla con tanta frecuencia. Pero si aun así tienes problemas con tu vehículo, no dudes en acudir a nuestro taller en Valladolid o a cualquiera de los talleres de la red Confortauto.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

ruedas muy usadas

Los peligros de conducir con neumáticos desgastados

Conducir con neumáticos desgastados es muy peligroso para tu integridad física, ya que en esas ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *