martes , 7 abril 2020

6 consejos para conducir de manera eficiente

La conducción eficiente es fundamental para el cuidado de nuestro planeta. Por ello es básico que guiemos nuestro vehículo de manera que consuma menos carburante y expulse menos productos nocivos al aire que respiramos. Para conseguirlo, es también importante que nuestro coche se halle en perfecto estado.

¿Qué es la conducción eficiente? ¿Cuáles son sus ventajas?

Actualmente, casi todos los vehículos funcionan con combustibles fósiles. Y estos expulsan CO2 a la atmósfera, lo que a su vez provoca el llamado efecto invernadero. Este es uno de los principales causantes del deterioro del medio ambiente a nivel mundial.

Por tanto, conduciendo tu coche de manera eficiente estarás contribuyendo a cuidar nuestro planeta. Pero no solo eso: también obtendrás más ventajas. En primer lugar, tu vehículo consumirá menos combustible, lo cual te supondrá un importante ahorro de dinero. Por otra parte, la conducción que se practica siguiendo estas recomendaciones es más suave, sin acelerones bruscos ni frenazos, llevando una marcha adecuada en cada momento; de esa forma ganas en confort y en seguridad. Es decir, que viajarás más relajado y tendrás menos accidentes.

Recomendaciones para que conduzcas de manera eficiente

Por todo lo dicho, vamos a darte una serie de pautas que te permitirán llevar una conducción eficiente. Verás que son muy sencillas de llevar a la práctica y, si lo haces, ganarás en seguridad y contribuirás al cuidado del medio ambiente.

1. Mantén tu coche a punto llevándolo periódicamente a tu taller

Es importante que tu vehículo esté siempre a punto. Para ello, puedes llevarlo a alguno de nuestros talleres. En cualquiera de ellos revisarán aspectos como averías no visibles, niveles bajos, filtros gastados que deben cambiarse o la presión de los neumáticos. Todos estos problemas generan un mayor consumo de carburante, y quizá no sepas que tu coche los padece. Sin ir más lejos, en nuestro taller en Valladolid hemos corregido muchos de estos fallos.

2. Procura respetar las condiciones de distribución de pesos y cargas

Cuando la carga de tu vehículo está mal repartida o la baca del techo colocada de un modo deficiente, el coche ofrece mayor resistencia al aire. Esto aumenta el consumo de combustible y, además, disminuye la adherencia a la carretera. Es decir, que tendrás menos control sobre el coche y, en definitiva, correrás mayor peligro de sufrir un accidente.

3. Lleva una velocidad moderada y constante

Si llevas una velocidad elevada, consumes más carburante. Y, además, es un hábito muy peligroso. Asimismo, los acelerones y frenazos bruscos obligan al vehículo a gastar más energía y una mayor cantidad de combustible. Por eso, procura que tu velocidad sea moderada y constante.

 

velocidad adecuada para la conducción

4. Acostúmbrate a conducir de manera correcta

Para hacerlo debes prestar atención a varios factores. En primer lugar, cuando están parados, los coches actuales arrancan prácticamente sin necesidad de que pises el acelerador. Igualmente, debes usar la primera marcha solo para esta función y, rápidamente, cambiar a segunda.

Del mismo modo, en cuanto a las velocidades, cambia sin esperar a que el motor esté excesivamente revolucionado. Si tu vehículo es de gasolina, puedes hacerlo en torno a las 2.000 revoluciones, mientras que, si se trata de un diésel, hazlo a las 1.500. En este sentido, es bueno también que aguantes las marchas largas en bajas revoluciones el mayor tiempo que puedas. Lógicamente, siempre que conserves el control del coche.

Por ejemplo, en las subidas, retrasa todo lo posible la reducción de la marcha y no aceleres bruscamente. Respecto a las bajadas, prolonga las marchas largas aprovechando la inercia; y, lógicamente, evitando que el coche se te vaya. Eso sí, nunca lo hagas en punto muerto.

Otra medida recomendable es que utilices el freno motor. Al reducir la velocidad, deja que la nueva marcha frene el vehículo poco a poco sin pisar el pedal de frenada. De esta forma casi no consumirá combustible. Para ello, debes ser previsor, y eso nos lleva al punto siguiente.

5. Actúa con anticipación y previsión en la carretera

Por tu propia seguridad, debes ir siempre muy atento. Si además respetas la distancia de seguridad, podrás anticiparte a las maniobras de los demás. Así tendrás la opción de utilizar, como te decíamos, el freno motor, logrando una conducción más eficaz.

6. Planifica tu viaje

Cuando vayas a hacer un viaje largo, es importante que no te fíes solo del navegador. Planifica bien tu ruta para evitar aglomeraciones de tráfico, las cuales te obligarán a gastar una enorme cantidad de carburante. Además, si planificas evitarás despistes que obligan a hacer posteriores rodeos.

En resumen, si llevas una conducción eficiente, ayudarás a reducir el gasto de combustible. De esta forma cuidarás el medio ambiente y ahorrarás dinero. Pero, para ello, es necesario que tu coche esté a punto. Por eso te animamos a que visites tu centro Confortauto más cercano. Y, después, aplica los consejos que te hemos brindado.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

ruedas muy usadas

Los peligros de conducir con neumáticos desgastados

Conducir con neumáticos desgastados es muy peligroso para tu integridad física, ya que en esas ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *