martes , 7 julio 2020

Trucos para ahorrar cuando utilices el aire acondicionado del coche

En Confortauto sabemos que los «road trip» en verano son una maravilla… Siempre que tengas aire acondicionado en el coche. No tenerlo cuando se dan altas temperaturas no solo es incómodo, sino que también puede resultar peligroso: el calor produce sueño e incrementa el riesgo de sufrir un accidente. ¡Y no queremos eso! Dicho esto, nos enfrentamos a un problema recurrente: el alto consumo del aire acondicionado y su repercusión en nuestros bolsillos.

¿Por qué ocurre esto? Cada vez que activamos el interruptor, el sistema extrae el aire de la cabina o del exterior, lo enfría, le extrae la humedad y lo expulsa a través de los respiraderos. El corazón de este sistema es un compresor que obtiene energía del motor. Y, por lo tanto, cada vez que usamos el AC el motor tiene que trabajar más y quemamos más combustible.

Trucos para ahorrar usando el aire acondicionado del coche

Seguir algunos consejos sencillos puede ayudarte a ahorrar gasolina y dinero, al tiempo que te permitirá refrescarte más rápidamente. Lee atentamente lo que recomiendan los profesionales.

Aparca a la sombra

A veces es muy complicado encontrar aparcamiento. No obstante, en la medida de lo posible intenta aparcar a la sombra aunque te pille un poco más lejos. Si estacionas en un lugar sombreado, el interior comenzará a refrescarse y el equipo de aire acondicionado tendrá menos trabajo. Si la cabina está tibia, baja las ventanas y deja escapar el calor caliente antes de encender el aire acondicionado.

Configúralo para reciclar el aire

La recirculación del aire es, probablemente, la mejor manera de maximizar el aire acondicionado. Pero muchos ni siquiera saben que contamos con esta opción en el coche; inicialmente está pensada para limpiar el aire y ventilar.

El beneficio de pulsar este botón poco conocido es que el sistema de AC extraerá aire solo del interior de la cabina. Así que, aunque fuera haga un calor asfixiante, dentro podrás conseguir una temperatura agradable. Y el equipo solo tendrá que enfriar de forma recurrente ese aire más fresco. También ahorrarás gasolina: una vez que el interior alcance la temperatura establecida el compresor de AC se apagará, reduciendo la carga en el motor. No se recomienda utilizar la recirculación durante más de 10 minutos.

como usar el aire acondicionado

Evita el preenfriamiento

Sabemos que suele ser más cómodo enfriar el coche antes de ponerse en marcha, pero hacer funcionar el AC cuando el automóvil no se mueve es bastante ineficiente. Espera hasta estar en ruta antes de encenderlo. En un sistema eléctrico o híbrido, el preenfriamiento reducirá sensiblemente la duración de la batería; por lo tanto, evita esta práctica o mantén enchufado al cargador cuando lo hagas.

Cambia los filtros de aire de la cabina a tiempo

Los filtros de aire de la cabina eliminan la suciedad y el polvo del aire que sale de las rejillas de ventilación. Cuando un filtro se ensucia, restringe el aire que intenta pasar. Por lo tanto, reemplazar los filtros de aire de la cabina de acuerdo con el cronograma del manual del propietario, lo que probablemente sea cada uno o dos años, mejorará su eficiencia.

No ignores las fugas

Una de las ideas más erróneas sobre los sistemas de AC es que, si tienen poco refrigerante, solo necesitas agregar más mediante una recarga. Pero el sistema está sellado: nada puede ni debe entrar o salir. Tener que añadir refrigerante no es un trabajo de mantenimiento normal, sino una indicación de que existe algún tipo de fuga.

Si te ocurre esto, puedes visitar cualquiera de nuestros talleres. En Confortauto te asesoraremos sobre el aire acondicionado del coche y te brindaremos todo nuestro soporte y experiencia, para que goces de un viaje emocionante, seguro y cómodo.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

La importancia de guardar la distancia de seguridad

La importancia de la distancia de seguridad entre vehículos ¿cómo calcularla?

La distancia de seguridad entre vehículos es uno de los aspectos de la conducción que muchas veces pasamos por ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *