El mantenimiento de los coches eléctricos: todo lo que necesitas saber

Aunque solemos hablarte siempre de la importancia de cuidar de tu vehículo con visitas regulares al taller, poco hemos hablado hasta ahora del mantenimiento de los coches eléctricos. Este tipo de vehículos son cada vez más frecuentes en las ciudades. Además, al tener un sistema de alimentación diferente, su mecánica y sus necesidades también lo son.

Consejos para el mantenimiento y la revisión de los coches eléctricos

Los coches eléctricos se caracterizan por tener una construcción más sencilla que los que funcionan con un motor por combustión. Además, la tecnología que utilizan está más evolucionada, lo que hace que sean más eficientes y menos propensos a averías. No obstante, no están exentos de ellas y, aunque algunas reparaciones pueden ser diferentes, tienen muchas cosas en común.

La mejor manera de prevenir grandes problemas es llevar tu coche a revisión periódicamente. Para saber cuándo le toca a tu coche eléctrico pasar por un taller en Santander, Gijón, Lugo o cualquier otra ciudad de España, te aconsejamos que sigas las recomendaciones del fabricante. En el momento de la compra deberán, además, indicarte los plazos de las inspecciones obligatorias.

mantenimiento de coches eléctricos

¿Qué se revisa?

La mayoría de revisiones para la puesta a punto de los coches de combustión están relacionadas con el motor. Pero en el caso de los vehículos eléctricos acciones como el cambio de aceite, de la correa de distribución, la sustitución de las bujías o el filtro de combustible, son cosa del pasado.

Sin embargo, cuando acudas a las revisiones de un coche eléctrico se realizarán comprobaciones específicas para este tipo de máquinas. Las más habituales son la revisión de los aislantes en las conexiones entre batería y motor, el estado de las masas del coche y de su acumulador, así como el cambio del líquido refrigerante.

Hay otras comprobaciones que son idénticas en ambas clases de vehículo, como las relacionadas con el líquido, las pastillas y los discos de freno. También funcionan igual el filtro del polen, el sistema de climatización y las escobillas de los parabrisas.

Cómo se realiza el mantenimiento

Cuando traigas tu coche eléctrico a un taller Confortauto las revisiones se realizarán con un equipamiento específico destinado a comprobar que el sistema eléctrico no presenta fallos. En cuanto al resto de elementos mecánicos, se realizarán las comprobaciones habituales para asegurarse de que todo funciona de manera correcta.

¿En qué son diferentes los coches eléctricos a los de combustión interna?

La diferencia principal entre los coches eléctricos y los de combustión está en el motor. Los automóviles de gasolina o diésel reciben su energía a partir de combustibles fósiles. Por su parte, los vehículos eléctricos lo hacen de unas baterías que proporcionan una eficiencia energética del 90 %.

En consecuencia, el repostaje también es diferente. En el primer caso tardarás solo un minuto en llenar el depósito de tu coche. Para realizar una carga completa de un coche eléctrico, serán necesarias horas o el uso de una toma de carga superrápida. El coste de llenar el depósito también es radicalmente diferente. La electricidad es mucho más económica que la gasolina o el gasóleo.

Como puedes ver, el mantenimiento de los coches eléctricos sigue siendo necesario para garantizar su longevidad. Conociendo las diferencias mecánicas podrás entender mejor qué es lo que necesita tu vehículo, anticipándote así a sus problemas. Si ha llegado el momento de llevar tu coche a revisión, encuentra un taller de confianza como los de la red Confortauto y disfruta del mejor servicio. ¡Estamos deseando ayudarte!

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

averías

Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *